Cierre de Casinos atenta contra el turismo insular en Venezuela

Al noreste de Venezuela, más concretamente en el estado de Nueva Esparta se están viendo afectados por un alto consumo de la energía eléctrica. Ahora que llega la temporada en que miles de turistas llegan hasta allí para disfrutar de sus vacaciones de verano, el aumento de este consumo de electricidad está previsto que crezca aún más y se ha convertido en una gran preocupación.

En años anteriores este problema existió y durante el verano los turistas tuvieron que sufrir largos cortes programados de energía durante su estancia.

El presidente de la Cámara de Turismo del estado Nueva Esparta, Elio Sánchez, explicó en recientes intervenciones, que esta demanda de electricidad creciente en la época estival, puede repercutir de manera preocupante al total de la energía de todo el país.

Un año después de haber suspendido estas medidas extremas del 2010 el Gobierno anunció que volvería a instaurar la política de premios y castigos a los altos consumidores, incluso a los ciudadanos que derrochen la energía de sus hogares, les esperan multas de altas sumas.

Este conjunto de medidas ha provocado que el turismo se vea resentido y que incluso algunos negocios decidan cesar sus actividades en el territorio. El caso más importante es el cierre de las salas de juego y casinos de la zona. Pertenecen al grupo de grandes consumidores de energía y de esta manera se han visto envueltos en todo este problema.

Los casinos atraían a una gran cantidad de turistas en busca de la diversión que ofrecen en sus salas pero a causa de estos cierres, la zona ha mermado aún más este gran mercado provocando no solo el descenso de visitantes  sino que ha dejando en la calle y sin empleo a un buen puñado de empleados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *