Las tribus indígenas no quieren la legalización del juego online en EE.UU.

La tribus indígenas en Estados Unidos se han mostrado en contra de la legalización del juego online EE.UU aduciendo que los daños provocados por estas normas pudieran ser irreversibles debido a que luego de un tiempo sería difícil controlarlos.

Según se ha dado a conocer no todos los gremios de Estados Unidos se encuentran de acuerdo con las leyes de legalización que se impulsan en la actualidad, esto en gran parte porque no conocen los beneficios que la industria del juego online puede dejar en los Estados que sea legalizado.

Todo indica que el principal motivo por el que las tribus indígenas no están de acuerdo con este acuerdo es el deseo que tienen las mismas de que no se legalicen las apuestas online, para que puedan mantener su monopolio en los casinos físicos en que se ofrecen estos servicios.

Los ingresos que obtienen las tribus a través de los casinos físicos es de unos 26 billones de dólares al año, lo que se vería altamente disminuido en caso de que se llegara a legalizar el juego online Estados Unidos. Por esta razón es que las tribus difícilmente verán con buenos ojos una posible legalización de la industria y seguramente tratarán de buscar motivos para que se dificulte el camino a las apuestas legales por internet en el país.

Hay que mencionar que las tribus mantienen una posición de preferencia en el mercado del juego desde que se hiciera público el acto en el que se les otorgó luz verde para operar en las actividades relacionadas a los juegos de azar.

Todo parece indicar que la legalización del juego en Estados Unidos es solo cuestión de tiempo. Cada vez existen mas autoridades a favor de que esta industria se desempeñe con toda normalidad en el país recordando que son una excelente fuente de empleos que pudiera llegar a significar una alta suma de dinero en concepto de impuestos por laborar de forma legal en el enorme mercado norteamericano y provocando un fuerte descenso en los ingresos de las tribus indígenas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *